28 nov. 2011

LA OTRA CARA

-->
Diecisiete días seguidos trabajando sin descanso, más de mil doscientos kilómetro recorridos por toda Catalunya, bocatas y más bocatas como cena, alrededor de treinta y un mítines, pocas horas de sueño y muchas de cansancio físico, el autocar como segunda (digo primera) casa, vivir un gran hermano sin contacto con el exterior que no tenga relación con CiU, abandonar a tu familia durante unos días, trabajar en el suelo, una butaca-con-reposa-ordenadores o un autocar, quedarte sin comer porque tienes que estar pendiente de la foto…
Todas estas cosas se te olvidan cuando consigues captar una imagen como ésta. Un momento de euforia y diversión, una imagen lejos de los atriles y discursos a los que nos habíamos acostumbrado durante todos estos días. Es lo que siempre andamos buscando para fotografiar, lo llamamos “humanizar” al político/famoso/escritor… Aunque de humanos lo seamos todos…
Y lo más anecdótico de todo, (si ya de por sí ver a Duran i Lleida tocando la batería no lo es) es que un día antes de las elecciones durante un paseo, un taxista se acercó al político y le regaló ni más ni menos que unas ¡¡baquetas!! El tipo llevaba desde que le vio tocando la batería (en los medios de comunicación) las baquetas en el coche con la esperanza de cruzárselo un día de estos y dárselas en persona. ¡Increíble! 


21 nov. 2011

Y LOS NIÑOS, NIÑOS SON

-->
Mitin. (del ingl. meeting) m. “Reunión donde el público escucha los discursos de algún personaje de relevancia política y social.” (RAE)
Durante estos quince días he escuchado (o por lo menos asistido) a trece mítines. La verdad es que a la mayoría de actos de campaña, según la RAE, también se les podría considerar de este modo. Pero existen otros términos como “desayunos”, “visitas”, “actos políticos”, “encuentros”, “ruedas de prensa”, “comidas - coloquio”... que quedan mucho mejor. Así que si sumase todas las veces que Duran y Lleida se ha dirigido a un público, mi número de asistencias ascendería a treinta y uno. ¿No está mal, eh? Sé que me tenéis envidia ahora mismo.
Para la mayoría de los mortales la asistencia a un mitin político (o a treinta y uno) no forma parte de sus planes de ocio nocturno (ni diurno). Claro está que los mítines habitualmente están repletos de gente (sobre todo si el auditorio es pequeño) pero lo está de militantes y simpatizantes del partido. ¡Así que imaginaos cómo debe ser la experiencia para un niño!
Podéis imaginaros permanecer hora y media sentados en una silla o en brazos de Mamá sin poder hablar, ni moverse… La definición del acto: “Reunión”, “escuchar”, “personaje político” y “discurso” es imposible que case con personita menor de 8 años (bueno a no ser que esté presente Bob Esponja). Así que como tampoco estaba Pocoyó en el frio pabellón, esta niña estuvo más de 20 minutos reclamando que le hiciesen más caso a ella que al tipo al que no entendía y que estaba tras el atril. Creo que lo consiguió a medias…

11 nov. 2011

¡QUÉ DIFERENCIA!

-->
Hace unas semanas fui a hacerle una visita a la Vicepresidenta de la Generalitat Joana Ortega. Hay veces en las que tienes “un tema” (así es como llamamos a los curros fotográficos, lo advierto porque luego muchos piensan que me hago la interesante diciendo esta frase como si no quisiese decir qué tengo que hacer, pero ¡no! siempre que la pronuncio es para referirme a que tengo ¡un curro!) Como decía, hay veces que tienes un tema y por suerte o por desgracia después tienes otro, y otro y antes resulta que también tenías otro más y todos a la misma hora o casi… con lo cual solo puedes estar 20 minutos (con suerte) haciendo cada trabajo fotográfico, y eso es una gran pena.
Es una pena porque en 20 minutos no “miras” ni “puedes ver” lo mismo que en 1 hora, por ejemplo. Y lógicamente tienes menos tiempo para captar más imágenes buenas y más movimientos y más de todo (aunque a veces la foto buena la puedes tener al principio). Por eso cuando el otro día pude estar 1 hora entera (sí sí 1 hora) con la vicepresidenta ¡cómo disfruté!
Lo primero es que no se trata de llegar y “pim pam pum” “haz aquí mismo la foto”, sino que como tenía tiempo pues primero miré ubicaciones, luego más ubicaciones, además pude estar toooda la entrevista captando gestos y miradas y como tenía tiempo las fotos de retrato en sí las hice al final. Cabe decir que siempre es mejor así, porque y sobre todo si no conoces al entrevistado/fotografiado el tiempo de la entrevista hace que podamos tomar contacto con él y un poquito más de confianza en lugar de un rápido y frío “hola soy Marta vengo de tal sitio ¿te puedo hacer la foto ya?” a lo que el personaje se queda con una cara de “¿qué?, ¿cómo?, ¿ya? Bueno…” (Tradúzcase habitualmente como: “Joder qué pesados con las fotos acabo de llegar y ya quieren que pose sin haber cruzado dos palabras si quiera…”).
Si además de poder estar todo el tiempo que queramos (bueno esto es imposible porque en mi caso me quedaría toda la mañana) la persona a quien hacemos las fotos está predispuesta a dejarse hacer todo o casi todo lo que le pidamos (y encima no se queja – MUY importante), entonces todo fluye y es perfecto mientras piensas “¿pero por qué no tendré yo siempre todo este tiempo para poder hacer mi trabajo como me gusta…?”

6 nov. 2011

PERSIGUIENDO A DURAN

-->  -->
Economía productiva, trabajo y esfuerzo, creación banco malo, entusiasmo,  cuenta corriente tributaria, amb il.lusió, reducción cinco puntos impuesto sociedades, mariachis, pacto fiscal, pacto fiscal, pacto fiscal y pacto fiscal, agencia tributaria propia, país, fondo competitividad, poble de Catalunya, pymes y autónomos, solidaridad, el PER andaluz, la nostra força, lengua y cultura, estado del bienestar, intereses de Catalunya, déficit fiscal, si tú no vas ellos se lo quedan todo, justicia social… no sé si se nota pero… ¡¡¡HEMOS EMPEZADO CAMPAÑA!!!

3 nov. 2011

PORTADITA EN 20 MINUTOS



-->
Ésta es la portada de 20 minutos del día de hoy y esta otra otra la del Segre aunque en pequeñita. Ayer fui a cubrir una rueda de prensa en el Hospital Vall d'Hebron donde se explicó que un equipo de especialistas del hospital había conseguido por primera vez en el mundo operar a un feto e 24 meses de espina bífida y que éste naciese sin las graves secuelas que conlleva ese problema. 
La pequeña, que ahora tiene 4 meses se portó genial y podía mover las piernas. Se espera que pueda caminar con normalidad y sin dificultades. Lamentablemente muchos nacidos con ese problema no han tenido la misma suerte que esta niña, así que este es otro gran paso para la ciencia y para todos nosotros.

2 nov. 2011

ENTRE SOMBRAS ANDA EL JUEGO

-->
Tal vez penséis que esto no es ningún fotón, o que es una foto sencilla (aunque a mí me guste), pero me pareció la situación perfecta y el ejemplo ideal de fotografiar a esta chica en relación a lo que se dedica. Se trata de la ilustradora Victoria Francés, una reputada dibujante que ha estado en el Salón del Manga estos días en l’Hospitalet de Llobregat.
Victoria, que casualmente nació el mismo día, mes y año que yo, ilustra mundos fantásticos, tenebrosos y vampíricos a la vez que románticos, muy al estilo de la estética de Entrevista con el vampiro (1994 Neil Jordan), película que adoro. Es sus ilustraciones vemos a personajes realmente bellos, que parecen sacados de una revista de moda (aunque rociados de sangre y con algún que otro mordisco). De hecho, hasta ella misma es la protagonista de sus propios dibujos, en el salón se podían ver ilustraciones con su cara y facciones acompañadas, eso sí, de unos buenos colmillos.
La estética está tan cuidada en sus obras que sobrepasa la ficción y ella se impregna de eso. Meticulosamente vestida, con la ayuda de un estilista que le compaña a todas partes, se presentó el otro día para que le hiciésemos una entrevista y algunas "fotillos" (aquí podéis leer la entrevista). Con un corsé rojo, uñas negras, pantalones de cuero, maquillaje y alguna que otra transparencia posaba con una facilidad increíble (aunque el corsé acotase un poco sus movimientos). Por eso cuando vi esa lucecita cenital que provocaba esas sombras tan duras, esa alfombra genial de color rojo intenso, y el resto prácticamente a oscuras, pensé: "perfecto". ¡Parecía que estaba realizando una foto a uno de sus dibujos! Tal vez nos hubiese faltado aderezarlo todo con un poquitín  de sangre para que se asemejase todavía más, pero ¡me dejé el Ketchup en casa!